El alto rendimiento y la postura

Si no hay entrenamiento, no hay rendimiento, ni resultados. La programación deportiva es la base del éxito de todo deportista de alto nivel, y la suerte nos acompaña, cuanto mas tiempo, dedicación y esfuerzo ponemos en nuestro día a día.

Con una periodicidad anual, el deportista debe respetar los diferentes períodos de pretemporada para lograr el volumen deseado, y especificidad, con la consiguiente intensidad adaptada para cada deporte y calendario, así como respetar el periodo de transición-recuperatorio.

Toda la programación tendrá en cuenta la exigencia de fuerza, resistencia, potencia, flexibilidad o movilidad para cada deporte y deportista, así como la combinación para cada periodo de los diferentes métodos de entrenamiento, que se adaptarán en microciclos y mesociclos bien definidos en coordinación con el calendario de competición.

Innumerables variables a examinar y determinar para cada deporte y deportista con las que comenzar.

Ir arriba