Evitando lesiones en Golf

L O S T R E S I M P R E S C I N D I B L E S

LOS TRES IMPRESCINDIBLES

Ya hace algunos años que se ha demostrado la evidencia de los beneficios de la preparación física para la consecución del resultado y rendimiento. El GOLF, es un deporte que a sus diferentes niveles de handicap y categorías, requiere al menos una importante velocidad de reacción, implicando músculos rotadores y estabilizadores con alta exigencia física, para poder realizar ese gesto técnico, sobre todo en las distancias más largas.


Actualmente la FGCV está llevando a cabo un proyecto de preparación física, que nada tiene que ver con la pincelada que se va a describir en este artículo. Como ya se se ha dicho, para cada nivel de exigencia se recomienda una rutina adaptada.

Comenzando con «un buen calentamiento» al empezar, podríamos añadir una sencilla rutina de diez minutos diarios, que no solo ayudará a compensar el swing, sino que constituirá el punto de partida de hábitos saludables para nuestro estilo de vida.


De la mano de uno de los gurus en este terreno, Stuart Mc Gill con años de investigación, también el el terreno del golf (The New Science of Golf) voy a resumir y simplificar al máximo tres ejercicios diarios que supondrán diez minutos de nuestro reducido tiempo para una mejora evidente.

Compensación de ambos lados, corrección de dismetrías, fortalecimiento muscular y estabilización, son algunos de los beneficios. La columna junto con la cadera, estrechamente relacionadas, tienes importancia vital en el swing. Recomiendo este método como mejora de estas estructuras osteoarticulares que también aliviarán molestias neuromusculares.