La ganancia de distancia con el entrenamiento de la movilidad y fuerza

Son numerosos los estudios que demuestran la ganancia de distancia en golpes largos, originados por un entrenamiento de la fuerza y la movilidad. Precisamente, esta temporada, el centro deportivo de Cheste va a acoger a un número de jugadores del equipo de  la selección, para realizar un test de campo.

Son numerosos los estudios que demuestran la ganancia de distancia en golpes largos, originados por un entrenamiento de la fuerza y la movilidad. Precisamente, esta temporada, el centro deportivo de Cheste va a acoger a un número de jugadores del equipo de  la selección, para realizar un test de campo.

En este pequeño artículo se presentan gráficamente, ejercicios de fácil ejecución, encaminados a la mejora de la movilidad y fuerza adaptados a cada jugador.

La tracción con la goma para la mejora de la flexibilidad del muslo (isquiotibiales) hará mejorar el stand y el equilibrio en la preparación al golpeo.

Movilidad del hombro, en ambos brazos como compensación a la técnica unilateral.

La movilidad de la cadera con el “lounge”, a la vez que se rota el cuerpo, hace ampliar y fortalecer músculos implicados en el giro asi como la fuerza en los abdominales oblicuos y espalda.

La flexión del tronco hacia adelante con extensión de codo permite estirar la musculatura posterior de piernas, así como fortalecer espalda y el tríceps, ayudando a aumentar potencia en el golpeo.

Y como no podía faltar,el fortalecimiento de los abdominales con el ejercicio de la plancha que bien ejecutado, eso si, permite entrenar todo el cuerpo con estabilidad y control, necesario para nuestro golpeo.

Se puede aumentar la exigencia del ejercicio elevando piernas (unos 10 segundos con cada pierna)

Y para terminar y para aquellos que busquen algo mas de exigencia física este ejercicio potencia la musculatura pectoral con un ejercicio global de coordinación y fuerza implicando cadera y mucha agilidad.

Rutina de quince minutos diarios, (entre 8-10 repeticiones)  con la que podemos obtener un importante aumento de movilidad articular y fuerza transformando el swing en un gesto fluido y evitando lesiones, gracias a la compensación de los dos lados de nuestro cuerpo.